Buscar
  • Ps. Constanza Díaz

Primeros pasos al desconfinamiento en nuestros niños y niñas

Ya son muchas las semanas que llevamos encerrados y en especial nuestros niños y niñas. Ya hemos visto en ellos lo difícil que se les ha hecho, pero lo increíble que son.

Sé que en muchos han observado dificultades en el ciclo del sueño, están más irritables, más ansiosos o más demandantes. De una u otra forma nos han mostrado como esta cuarentena y el encierro les ha afectado.

A partir de este martes, 28 de julio, en varias comunas de la Región Metropolitana y de Valparaíso (Colina, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Ñuñoa, Til-Til, Vitacura, San Antonio y San Felipe) pasan de cuarentena a transición, eso significa que se disminuye el grado de confinamiento y se podrá salir de lunes a viernes, respetando el cumplimiento del toque de queda y el distanciamiento físico.


Salir se nos presenta como una posibilidad, no una obligación, y cada familia tomará su decisión, pero si puedes salir a dar una vuelta a la manzana con tus hijos e hijas, te lo recomiendo.




Acá algunas recomendaciones para organizar las salidas.


¿Qué me pasa a mí? Los niños y niñas se guían a través de nosotros, los adultos somos un ejemplo. Por esto es importante automentalizar qué me está pasando a mí, reconocer mi emoción, mi tono de voz, mi expresión no verbal. ¿Estoy yo preparado para salir de casa? Si la respuesta es no, difícilmente las condiciones que le entregue a mi hijo o hija para salir serán las óptimas. Seguramente será un paseo estresante para ambos. Tómate tu tiempo, de a poco y a una distancia corta, y tomando todas las medidas de protección obligatorias y necesarias para ti y tus hijos o hijas.


Dale tiempo. A los niños y niñas también debemos darles un tiempo para adaptarse y esto, si el niño o niña lo necesita, debe ser de forma progresiva. Algunos querrán salir pero a los pocos minutos querrán volver a la casa, quizá tendrán miedo o irán muy pegaditos a ti, quizá todo lo contrario. Es importante que los observes y poco a poco vayan avanzando.


Confianza y verdad. Son muchas las explicaciones que les hemos dado a nuestros niños y niñas sobre el coronavirus, son muchas las imágenes y formas que tienen en su imaginación. Te invito a que sepas qué imaginan de este virus, cómo lo imaginan o dónde está… Hay niños que lo ven gigante y otros muy pequeño; y eso tendrá que ver con lo amenazante que lo ven, no el tamaño, sino cómo lo imaginan. Tomémonos un tiempo para explicarles qué está pasando, por qué ahora podemos salir a dar una caminata por nuestro barrio. Puede haber respuestas creativas pero lo más importante es que sean tranquilizadoras. Según la edad de tu hijo o hija, también es importante explicarle que vamos a pasar por diferentes etapas y que este será el primer paso. Empatizar con ellos, nosotros también estamos deseando volver a la normalidad, pero nos estamos adaptando.


Presencia. Es muy importante tomarlo en cuenta frente a esta nueva situación, que sienta que es parte de este proceso y que tu estrás a su lado. Conversen, si tiene la edad, de donde saldrán o hasta donde, obsérvalo. Hablen de las medidas de seguridad y que ellos mismos elijan, si pueden, por ejemplo, sus mascarillas.


Las reglas siempre son antes del juego. Aquí es importante la edad de nuestros hijos para el mensaje que damos. Es importante tener un plan y comunicarlo de la manera más simple y concreta. Decirles las condiciones que se deben cumplir y cuáles son las consecuencias de no hacerlo, por ejemplo, tener que volver a la casa. Debemos darles ejemplos concretos y que les quede claro para que ellos con su imaginación no creen cosas que puedan darles miedo o ponerlos muy ansiosos. Es importante transmitir calma, seguridad y cierta normalidad, sin negar la realidad.

En este punto es muy importante aclararles que deben usar mascarilla, que al volver hay que tomar ciertas medidas (decir claramente cuáles serán) y explicarles que deben tener distancia de las cosas y las personas y mostrar gráficamente cuanto es esa distancia, por ejemplo el largo de tu brazo o dos pasos, lo más concreto que podamos.


Chequeo al volver. Al llegar a casa, como a lo largo del paseo, es importante poner atención a como se desenvuelve, lo que nos cuenta y esto mismo en casa. Chequear cómo están, cómo lo pasaron. Nosotros también podemos compartir nuestra experiencia si a ellos les cuesta. Podemos pedirles que haga un dibujo o por ejemplo que le cuente a otro adulto que este en la casa que le pareció o una historia con sus juguetes que nos permita ver cómo se siente y si existen preocupaciones.


Recuerda que es importante no presionar. Si no quieren salir podemos ofrecer que se asomen a la puerta o ir sólo a la esquina o simplemente acompañarlos, contenerlos y ofrecerles más tarde o al otro día una próxima salida.

Si observas que ese temor se escapa de lo normal y es mucha su ansiedad, te recomiendo contactar a un profesional. Feliz si me deseas escribir para poder ayudarte a ti y tu hijo o hija.


Responde todas sus preguntas y sobretodo traspásale la calma de que tu o quien tú hayas decidido que lo acompañe siempre lo cuidará y le dirá que hacer.


Aprovecha de compartir ese momento con ellos, si bien estamos todo el día en casa con ellos el tiempo realmente conectados es poco.


Un abrazo


Constanza Díaz Villanueva

60 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La experiencia temprana

El bebé nace dotado por la biología para el desarrollo, pero necesita encontrar un adulto mejor dotado para la adaptación que se hagan cargo de la conservación de su cuerpo. La madre lo ha tenido, aho

 

©2020 por Psicóloga Constanza Díaz. Creada con Wix.com