¿Cómo disminuir o eliminar las conductas no deseables?

Sin duda son muchísimos los padres y educadores que amarían tener la receta para eliminar esas conductas que muchas veces los sacan de quicio pero... ¿de qué técnicas disponemos para conseguir este objetivo? Algunas de las técnicas ya conocidas serían: ignorar, aislar, castigar, práctica negativa, práctica positiva, coste de la conducta. ¿en que consiste?

Ignorar una conducta quiere decir no exteriorizar ninguna reacción ante ella. Ignorar es ignorar, en el más amplio sentido de la palabra. No poner el menor énfasis en la actitud de indiferencia que ponemos ante la conducta, es decir, no volver la cabeza, ni taparnos los ojos o los oídos, ni salirnos de la habitación. Ya que si realizamos alguna respuesta, entonces, el niño se vería recompensado, ya que sería él quien logra que realice una conducta en respuesta a la del menor.

Las conductas que se ignoran, más tarde o más pronto, se extinguen. La atención es reforzador social valiosísimo, cuya supresión determina que una conducta desaparezca. Aunque hay que tener presente que, al principio, intentar ignorar un comportamiento que durante bastante tiempo hemos estado recompensando, puede resultar que aumente durante algunos días, y el niño agudiza su manera anómala de comportarse, porque se resiste a ser ignorado. Para acelerar el proceso de extinción  de la conducta indeseable, es bueno recompensar otra conducta sustituta que veamos deseable.

Cabe señalar que como padres y educadores debemos tener ojos en cuales son estas conductas y observar ante todo si es simplemente una rabieta del niño y si ignorarla o más bien el menor nos quiere decir algo que realmente le esta molestando o haciendo daño. Es muy distinto un niño mañoso a uno con problemas y que nos esta dando una alerta.

El aislar al niño es muy utilizado por los padres pero debo reconocer que para mi esta algo obsoleto, además es una técnica de la cual es muy fácil abusar.

Nunca debe ser utilizada como un procedimiento para enseñar nuevos comportamientos. Siempre es preferible dar la oportunidad de sustituir con otras conductas.

Ahora el polémico Castigo. El castigo es algo presentado después de una conducta, disminuye la probabilidad de que vuelva a presentarse. Se denomina positivo si actúa por imposición (por ejemplo, una cachetada), o negativo si actúa por supresión (tarjetas negativas que quitan salidas a jugar). En general son como medida para disminuir o eliminar conductas indeseables pero veremos que tienen más inconvenientes que ventajas. 

El castigo, para que tenga alguna utilidad y sea efectivo, debe cumplir siempre dos requisitos: primero, seguir inmediatamente a la conducta indeseable (tan pronto como se inicie, y no cuando usted no pueda ya soportarla por más tiempo o cuando se la comento la persona que cuida a su hijo), y segundo, ser importante (no vale la pena aplicar castigos insignificantes)

Desventajas y potenciales peligros de los castigos:

- Que se convierta en señal de recompensa. Por ejemplo, si después de retarlo tanto baja el remordimiento y hay caricias y regalos. Por lo tanto, no debes prestar atención al niño después del castigo y, si llora, déjele que se calme por si solo.

- Los mejores resultados que se consiguen con el castigo son en conductas que se dan muy a menudo. Por ejemplo, las rabietas permanentes, siendo poco eficaces en las que se presentan de vez en cuando.

- Evidentemente el castigo puede hacer disminuir un comportamiento indeseable en un lugar y momento determinado, pero no presupone que este comportamiento no se produzca en otro lugar o circunstancia, en donde el niño no sea castigado. Lo que significa que la conducta indeseable deberá castigarse siempre, si se quiere tener efectividad, en cualquier lugar y momento que se produzca.

- Los mejores resultados de castigos se consiguen cuando se recompensa al niño por otros comportamientos deseables. 

El gran defecto del castigo es que no enseña nuevas conductas. Hay que pensar en el castigo como última solución.

La práctica negativa consiste en que el niño se canse de practicar una conducta indeseable y termine por aburrirlo. El inconveniente de este método es que requiere tiempo y abundante dedicación, y tampoco enseña al niño un comportamiento sustituto.

Da mejor resultado la práctica positiva, consiste en hacer realizar al niño lo contrario a la conducta indeseable. La ventaja de su aplicación reside en que actúa con la misma rapidez que el castigo, eliminando la conducta indeseable, pero, al mismo tiempo, se enseña una conducta deseable.

Por último, que da el llamado costo de la conducta, que es una práctica muy socorrida por padres y maestros. Los ejemplos son conocidos: si un niño no come, no verá televisión; no saldrá a recreo; o no jugara con sus amigos...

Basado en Guía practica de salud y psicología del niño.

¿Que técnica para disminuir o eliminar una conducta indeseable utilizan ustedes como padres o educadores?

 

|

Comentarios

What's up to all, as I am genuinely keen of reading this blog's post to be updated on a regular basis. It consists of fastidious stuff.
Responder
Heya i'm for the first time here. I found this board and I find It truly useful & it helped me out much. I hope to give something back and aid others like you helped me.
Responder
Peculiar article, just what I was looking for.
Responder
Por que no:)
Responder

Yo utilizaba eso del tiempo fuera, es decir, cada vez que mi hijo realizaba una pataleta o se portaba mal yo lo sacaba de ese lugar y lo dejaba solo hasta que se le pasara, pero pocas veces ocurría, se taimaba más y siento que quizá se enoja más conmigo.

Estoy se acuerdo en que no es la mejor técnica!

Buen articulo y felicidades por el espacio!

Responder

interesante, claro y útil

 

saludos!

 

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar